Por qué utilizar el ultrasonido en fisioterapia | NostrumSport

Por qué utilizar el ultrasonido en fisioterapia

electroterapia Fisioterapia ultrasonidos

El ultrasonido terapéutico se aplica en tejidos lesionados acelerando la tasa de curación y mejorando la calidad de la reparación de lesiones de ligamentos, tendones, fascia, cápsula articular, tejido cicatrizal, etc.




Beneficios del ultrasonido

- cicatrización de las lesiones

- vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo

- incremento del metabolismo local, con estimulación de las funciones celulares y de la capacidad de regeneración tisular.

- incremento de la flexibilidad de los tejidos ricos en colágeno, con disminución de la rigidez articular y de la contractura

- efecto antiálgico y espasmolítico, que son los más útiles en lo que a indicaciones se refiere

- aceleración de la tasa de curación y mejora de la calidad de la reparación

La energía del ultrasonido terapéutico (dependiendo del tejido) alcanza aproximadamente las siguientes profundidades:

-Tejido muscular: 1 MHz = 9 mm; 3 MHz = 3 mm

-Tejido graso: 1 MHz = 50 mm; 3 MHz = 16,5 mm

-Tendón: 1 MHz = 6,2 mm; 3 MHz = 2 mm






Existen diferentes tipos de ultrasonidos para Fisioterapia y Rehabilitación:

  • Ultrasonido continuo: se utiliza como termoterapia profunda y selectiva en estructuras tendinosas y periarticulares.
  • Ultrasonido pulsado:: la emisión pulsante es la utilizada actualmente por sus efectos positivos sobre la inflamación, el dolor y el edema. Está indicada en procesos agudos e inflamatorios ya que con parámetros adecuados carece de efectos térmicos.
Tanto los ultrasonidos continuos como los pulsátiles pueden aumentar la difusión de los medicamentos aplicados tópicamente. El calor generado aumenta la energía cinética de las moléculas, dilata los puntos de entrada de los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas, y aumenta la circulación del área tratada, lo que permite una mayor difusión a través del estrato córneo. También las características mecánicas de las ondas sónicas aumentan la difusión de los medicamentos, ya que las vibraciones cambian el potencial de reposo o provocan modificaciones de la permeabilidad de la membrana.