¿Para qué se utiliza el pretape?

El pretape es una fina venda de espuma que va colocada sobre la piel para protegerla al aplicar vendajes adhesivos o escayolas sintéticas. Algo disponible en nuestro catálogo. Por eso, queremos ver exactamente qué es y para qué se utiliza.

Marina Escribano
Marina Escribano | Delegada comercial zona Levante - Andalucia
07/06/2022 | Actualizado: 25/07/2022 07/06/2022
0 | 0 0 valoraciones
7347
¿Para qué se utiliza el pretape?
Compartir:

Como decimos, es un prevendaje que se coloca para proteger la piel si un segmento corporal tiene que ser inmovilizado con un vendaje funcional o escayola sintética. Seguro que tienes claro que es clave que la piel respire, que la transpiración se pueda evaporar y evitar así eventuales maceraciones. Aparte, al colocar vendajes adhesivos durante varios días aparecen pliegues en las zonas de flexión que pueden provocar molestas rozaduras que irritan la piel y producen heridas. Con el tape y pretape de Nostrum Sport minimizamos el riesgo de irritaciones y dejamos que la piel transpire evitando maceraciones.

Pretape ¡Esencial en tu botiquín!

Protegiendo la piel, soportaremos mejor el vendaje y evitaremos picores y escozores. Todo sin alterar las propiedades del vendaje funcional. Este tiene unas tiras de anclaje y unas tiras activas. Las primeras abarcan todo el perímetro del segmento y reciben las fuerzas que transmiten las tiras activas. Por su parte, las tiras activas inmovilizan o limitan el movimiento selectivamente en función de la estructura a proteger.

En resumen, el pretape es la primera capa del vendaje que protege los relieves óseos. Date cuenta de que las zonas de mayor fricción pueden requerir de un mayor grosor de la capa de prevendaje.

El pretape ha de ser ligero, suave y fácil de aplicar. Tiene que poder quedar pegado a sí mismo sin necesidad de otras cintas. Además, no hace falta depilar la zona donde se vaya a aplicar y facilita la retirada del vendaje sin arrastrar el vello. Por eso la retirada del vendaje es indolora. Un pretape para vendaje de calidad tiene que combinar finura con maleabilidad, resistencia y firmeza. Ha de tener también una textura agradable además de ser fácil de rasgar. Algo que no puede faltar en el botiquín, ya sea el de una casa o el de un taller donde pueden darse accidentes que requieran de una rápida intervención de primeros auxilios. 

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad
Product added to wishlist
Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y publicitarios en base a un perfil basado en sus hábitos de navegación. Puede consultar nuestra política de cookies aquí.